News
Loading...

Avance: El número de la traición - Karin Slaughter

THOMAS HARRIS SE ENCUENTRA CON PATRICIA CORNWELL

“Los 10 mandamientos fueron 11, once los apóstoles después de la traición de Judas, once bolsas de plástico que aparecen en el cuerpo de una de las víctimas…”

Un matrimonio mayor regresa de noche a su casa cuando, por sorpresa, se le cruza en medio de la carretera una mujer desnuda y con señales de haber sido maltratada, a la cual no puede evitar atropellar. Mientras la ambulancia transporta a la víctima al hospital para intentar salvarle la vida, la policía peina los bosques circundantes con la intención de averiguar alguna pista sobre de dónde salió y si huía del algo o de alguien. El detective Will Trent, de la Oficina estatal de Investigación de Georgia, realiza un macabro descubrimiento: un refugio subterráneo con instrumentos de tortura donde presuntamente estuvo retenida. Su sospecha de que esta no era la única persona que permaneció secuestrada en tan escalofriantes circunstancias queda confirmada poco después con la aparición del cadáver de una mujer colgando de un árbol. Teniendo que hacer malabarismos de cara a no interferir con los agentes de la ley locales y vigilados de cerca por una jefa implacable, Trent y su compañera Faith Mitchell comenzarán a investigar el caso con la ayuda de la doctora Sara Linton, que antaño fuera patólogo forense. LEER MÁS

La revelación de que ambas mujeres no solo compartían semejanzas físicas (blancas, treinta y tantos años, cabello castaño oscuro), sino también un carácter endemoniado, un status profesional elevado y un limitado círculo social, dará pie seguidamente a vínculos más perturbadores. Pero eso no es lo peor. El psicópata, que lleva a cabo una sádica y delirante lectura de un pasaje de la vida de los apóstoles, no ha acabado su caza. Una tercera mujer no tarda en desaparecer del aparcamiento de un supermercado ante la atónita mirada de su hijo pequeño. El trío deberá dejar a un lado las profundas heridas propias que acarrean y concentrarse en descifrar a esta mente perturbada si quieren neutralizarla antes de que sume más trofeos a su museo de los horrores.

PERSONAJES PRINCIPALES
Sara Linton: No ha superado el trauma de la muerte de su compañero sentimental, un policía al que le explotó una bomba. Abandonó su círculo íntimo, su vida rural y su dedicación a la patología forense para romper con todo y trabajar en la sala de urgencias de un hospital de Atlanta. En ella se vuelca en los pacientes más desamparados para no tener que pensar en la pena que la atenaza, agradeciendo la oportunidad de realizar más turnos de los que debe. La convicción de que jamás encontrará a nadie que pueda sustituir a su marido la ha hecho encerrarse en sí misma. Cuando la mujer atropellada es atendida en su centro médico, el espanto de sus heridas la devuelve a un mundo de violencia que ha luchado por dejar atrás. Al mismo tiempo, se ilusiona con la posibilidad de serle útil a la policía en el caso y salir así de la apatía en la que ha estado flotando durante los últimos años.

Will Trent: Detective que se siente orgulloso de sí mismo por no perder nunca la calma, si bien es un rasgo de su carácter que exaspera a su compañera Faith Mitchell, por la que él, sin embargo, profesa sentimientos protectores. Trent es valiente y decidido, actúa rápido y no duda en arrimar el hombro siempre que es necesario. Su mayor handicap radica en una severa dislexia que le impide leer, lo cual intenta mantener en secreto para no convertirse en el hazmerreír entre sus compañeros. No soporta estar atrapado en una relación enfermiza con una mujer que no le conviene y le hace sufrir, pero con la que siempre recae, una droga dura que tiene en la atracción sexual gran parte de su embrujo. Se siente muy atraído por la doctora Linton, aunque lucha por sacársela de la cabeza pues no cree ser el tipo de hombre por el que ella podría llegar a interesarse.
Faith Mitchell: Se las ha apañado para criar sola a un hijo, que entra peligrosamente en esa adolescencia que amenaza con volverla loca, y ser una buena policía. Sin embargo, se le acumulan los problemas. Tras sufrir un desmayo descubre que es diabética y que va a tener que empezar a pincharse cada día. Además está embarazada por segunda vez, pero con el padre no puede contar para nada y no ve la manera de contárselo a su primogénito. Tampoco desea que ninguna de las dos noticias llegue a oídos de sus superiores, pues teme ser apartada de la calle y reasignada a una mesa de trabajo en la que se moriría de asco. Aprecia a Will Trent, aunque por principio le cuesta descifrar qué demonios pasa por su cabeza y no entiende cómo es capaz de mantenerse zen frente a cualquier circunstancia. Conduce un Mini y se siente una estúpida por plegarse ocasionalmente a los dudosos encantos de un periodista que la llama “nena”.

PUNTOS A FAVOR
Personajes muy trabajados desde el punto de vista psicológico. Sus problemas personales adquieren tanta relevancia como la investigación policial.
Desarrollo de diversos temas muy sensibles para la mujer y, en algunos casos, de marcada concienciación social, como la crianza de un hijo en solitario, los trastornos de la alimentación, la misoginia, la violencia de género…
Un psicópata tan astuto e inquietante como el de la película Seven de David Fincher.
La novela nutre al lector de datos de interés sobre el ámbito médico y policial. En una conversación entre la policía Faith y el periodista Sam, por ejemplo, se cita el concepto de “conocimiento culpable”, que en argot policial se refiere a aquella información que sólo el asesino y los investigadores más cercanos a un caso pueden conocer y que de extenderse desenmascara una filtración interna. En otro momento hallamos una atmosférica descripción de una morgue que logra transportarnos hasta el lugar: “Lo primero que le impactó fue el olor. Siempre había creído que ‘empalagoso’ era el adjetivo que mejor lo describía, y que este carecía de todo sentido hasta que uno olía algo verdaderamente empalagoso. El olor que predominaba sobre todos no era el de los muertos, sino el de los productos que utilizaban para desinfectar”.

LA CRÍTICA
“De un realismo avasallador. Slaughter escribe con confianza y pasión.” The Washington Post
“La exitosa Karin Slaughter junta en su obra personajes de sus dos series anteriores con un resultado magnífico. La autora eleva la apuesta con cada giro argumental.” Publisher´s Weekly
“Se lee compulsivamente con un argumento complejo que contiene los suficientes giros como para mantener en vilo incluso al más avezado de los lectores, preguntándose la identidad del culpable hasta el final.” Library Journal
“Karin Slaughter nos pone en bandeja personajes con defectos y descripciones terriblemente realistas del proceso forense en esta primera entrega de su nueva serie.” Booklist

SOBRE KARIN SLAUGHTER
Nacida en Georgia, Karin Slaughter (su nombre real aunque muchos piensen que se trata de un seudónimo) montó un negocio de confección de carteles antes de dedicarse a la escritura. Hoy es una autora superventas gracias a tres series de novelas ambientadas todas ellas en el sur de Estados Unidos: The Grant County Series, The Will Trent/Atlanta Series y The Georgia Series. Su obra ha sido traducida a 28 idiomas y ha vendido 20 millones de ejemplares en todo el mundo. Sus libros han llegado a lo más alto de las listas de ventas del Reino Unido, Irlanda, Australia, Holanda y Alemania.

CURIOSIDADES
La escritora es la instigadora del proyecto Salvar las Bibliotecas que lucha por la conservación de la red pública de bibliotecas de los Estados Unidos en una coyuntura delicada, puesto que se están cerrando muchos centros que suponen el principal acceso a la cultura para el 80 por ciento de la población rural del país. Tras documentarse sobre el tema de cara a redactar un artículo para The Atlanta Journal Constitution, Karin ha amadrinado actos para recaudar fondos para la preservación de varias bibliotecas.
Es la única autora que ha sido capaz de colocar ocho títulos en la lista de libros más vendidos de Holanda.
Amante de las experiencias fuertes, como nadar entre tiburones en aguas australianas, tiene previsto realizar un viaje suborbital al espacio con la empresa Virgin Galactic.

SOBRE SU METODOLOGÍA DE TRABAJO

“Cuento con un amigo que es policía y otro que es médico, los cuales amablemente me surten de información sobre sus respectivos campos. Por lo general, empiezo por darle vueltas a un punto de partida argumental y, acto seguido, les envío un email del tipo ‘ei, ¿sería correcto que este personaje llevara zapatillas deportivas (porque parece que en todas las series de televisión policíacas las mujeres lucen taconazos)?’ o ‘¿este otro personaje podría abrir en dos a alguien y aun así mantenerlo con vida?’. También leo un número considerable de manuales de medicina y de policía, lo cual sospecho que haría aunque no me dedicara a escribir dado lo apasionantes que me resultan. Diría que de cada libro o informe que leo acabo sacando apenas una dos líneas para el proyecto en marcha en esos momentos.”

“Adoro a Mary Higgins Clarke y he disfrutado con uno o dos libros de Janet Evanovich, pero a la hora de escribir quiero mostrar la violencia tal cual es. Durante mucho tiempo no se esperaba que las mujeres abarcaran cierto tipo de crímenes, pese a que teníamos muchos más números de ser las víctimas de los mismos. Creo que ya va siendo hora de que hablemos de violaciones y de la violencia de género. Durante mi infancia estos eran temas ‘solo de chicos’, de forma que me resulta refrescante ver a colegas como Mo Hayder o Denise Mina expandiendo los límites al tratar asuntos como los abusos y los ataques sexuales. Esto no quiere decir que los hombres no estén capacitados para hacerlo, únicamente que nosotras incorporamos una nueva perspectiva.”


COMIENZA A LEERLO

Título: El número de la traición| Autor: Karin Slaughter | Editorial: Roca | Páginas: 480 | Precio : 21€ |
Share on Google Plus

About Pepe Rodríguez

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios :

Varinia dijo...

El Club de los Parricidas, porque el autor es un mal pensado que siempre acierta y se parece a mi.
Varinia.