News
Loading...

El otro jardín y relatos completos - Francis Wyndham

El otro jardín y relatos completos reune la breve producción literaria de Francis Wyndham (Londres, 1924), reputado autor británico, bastante desconocido en nuestro país y que, a juzgar por lo leído pienso que merece una mayor difusión, sobre todo entre los aficionados a la buena literatura británica; es decir aquella que se centra más en la descripción psicológica de los personaje y en los usos y costumbres de la sociedad inglesa de entre guerras; textos de prosa pulcra y cuidada, con un evidente dominio de la narrativa; un auténtico placer para los disfrutan de las historias bien contadas y con las que no perdemos nuestra capacidad de asombro. LEER MÁS

Todos estos aspectos positivos están presentes en esta recopilación de la obra narrativa de de Francis Wyndham, escasa ya que el autor publicó su primer libro de relatos (Lejos de la Guerra) en 1973, cuando contaba cincuenta años; textos que en realidad había escrito durante la Segunda Guerra Mundial pero que por aquel entonces ninguna editorial estuvo interesada en publicar. Desilusionado decidió abandonar sus aspiraciones literarias pero sólo en parte ya que ejerció la critica literaria, se dedicó además a la edición de libros y a escribir artículos periodísticos. Tras la inesperada publicación de Lejos de la Guerra, aparece otro libro de narraciones breves, La señora Henderson y otros relatos, y años más tarde lo intenta con una novela corta, El otro jardín (Premio Whitbread a la primera novela), obras reunidas en el libro que nos ocupa, aunque no en orden cronológico de edición.

Hacia tiempo que no leía un texto que me atrapara y conmoviera tan profundamente como lo ha hecho El otro jardín, auténtica obra de artesanía, a pesar de que no he podido evitar el descubrir algunos puntos en común con otra pequeña gran joya de la literatura que se llama Daisy Miller del gran Henry James. De igual modo, el modo en como se estructura la historia de la relación de años que el narrador mantiene con los Demarest, especialmente con Kay, así como la ambientación, la elección de personajes y la época en la cual se desarrolla la acción, me ha recordado en parte a la que mantenían los personajes de Retorno a Brideshead, la genial novela de Evelyn Waugh, aunque la influencia de la novela de James me parece mucho más evidente. Ambas obras parten de un narrador que participa en la acción de la historia como presunto protagonista principal de la trama. Sin embargo, éste pronto toma distancia para dejar espacio al personaje mucho más atractivo e interesante, alrededor del cual gira en realidad toda la trama y que resulta ser Kay Demarest (en el caso de la novela de James, la joven Daisy Miller), una mujer con personalidad, de espíritu libre, cinéfila, mitómana y muy “moderna”, cuya vocación por ir en contra de la norma terminará (como le sucedía también al personaje creado por James) por pasarle factura, aunque como bien afirma el narrador de la historia: “Por un momento la vi como una mártir cuya vida simbolizara el triunfo de la corrupción sobre la pureza.

El otro jardín que da título a la novela, es un espacio físico, un escenario, que sirve para introducir la historia y que no vuelve a aparecer más hasta la conclusión de la misma. Al comienzo, es el lugar que sirve como refugio al padre del narrador por unos instantes cuando quería escapar de la rutina familiar. A lo largo de la trama esta anécdota no parece tener mayor importancia. Sin embargo, en el desenlace de la misma el protagonista acudirá al otro jardín, como lo hacia su padre, para hacer una profunda reflexión sobre todo lo sucedido, concluyendo la siguiente declaración de intenciones:

Al mismo tiempo, como tributo a su recuerdo, jure en el otro jardín que hasta mi propia muerte renunciaría a la ambición y al éxito, que evitaría los manejos propios del poder, y que escogería a mis amigos entre los incompetentes libres de culpa. Es un voto que no siempre he podido mantener.”

En ese sentido, se evidencia la estructura circular de la narración que funciona a la perfección, como un mecanismo de relojería, uno de los aspectos que más me ha emocionado de la lectura de la novela y que potencia el carácter HenryJamesiano de la historia.

De igual modo, la relación que los dos protagonistas de la novela mantienen tiene mucho mas que ver con la amistad y no tanto con el amor en el sentido romántico o sentimental del término; es decir, en ningún momento éste confiesa sentirse atraído por su amiga y la relación que ambos mantienen a lo largo de los años no tiene nada de sentimental, sexual ni de romántico. Más bien parece que ambos se buscan y se necesitan porque existe una enorme complicidad entre ellos y saben que pueden contar el uno en el otro. Esto no quita que el joven sienta un profundo cariño por Kay y viceversa -quizá sea la única persona que la ha querido de verdad en toda su vida - pero insisto en que el objetivo de Francis Wyndham no parece ser el de escribir una novela de amor, al menos no de amor al uso, sino que da la impresión de que le interesaba mucho más contar las pequeñas grandes historias de aquellas personas que no participaron activamente en la guerra, que incluso se mantuvieron al margen, como si no existiera o no repercutiera para nada en sus vidas.

El otro jardín es buena prueba de ello, así como los relatos cortos que se incluyen en los otros dos libros que completan el volumen. En cada una de estas pequeñas joyas resulta mucho más interesante y motivador el retrato certero y eficaz de los personajes que describe que las historias o anécdotas que estos protagonizan.

JOSEPH B MACGREGOR http://thebronkus.wordpress.com/

FICHA DEL LIBRO

Título: El otro jardín y relatos completos | Autor: Francis Wyndham | Editorial: Libros del Silencio | Páginas 448 | Precio 24€ | Reseñado por MacGregor
Share on Google Plus

About Pepe Rodríguez

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios :

cessione del quinto dijo...

Me inspira muchìsimo esta historia. No soy amante de los autores ingleses en particular pero es cierto que me gusta poder llegar a entender a los personajes, su psicologìa, lo que piensan y el motivo de sus acciones. Eso sòlo se consigue a travès de descripciones cuidadas y detalladas de la psicologìa de los protagonistas de la historias. Buscarè este tìtulo. Gracias. Sara