News
Loading...

El Ejército Furioso - Fred Vargas

Para alguien que dice no saber la razón por la que escribe no está nada mal lo que ha conseguido. Es la escritora de novela negra más conocida en Francia, también la más vendida, sus obras son esperadas con anhelo y leídas con fruición y se está haciendo un hueco más abajo de los Pirineos con su personaje del comisario Adamsberg, un policía sin método ni concierto que más bien parece español que galo. Hablamos de Fred Vargas (París, 1957) hija de escritor, arqueozoóloga de profesión, hermana gemela de pintora y con una sonrisa entre tímida y encantadora. Lo mejor de ella: sus obras negras, su elenco de personajes y su pasión por incluir la superstición, la tradición, y lo aparentemente sobrenatural que queda en el sustrato europeo para incorporarlo a sus argumentos. LEER MÁS

El Ejército Furioso, una horda de fantasmas corrompidos y desmembrados que cabalga de noche por los bosques, es una leyenda casi milenaria en la comarca de Ordebec de Normandía. Con cada generación alguien hereda la capacidad de verlos a galope llevándose las almas de varios lugareños que en los próximos días morirán. Los paisanos del lugar de puertas afuera no creen nada pero intramuros están llenos de pánico. El contacto esta vez es Lina, una joven de pecho prominente (lo decimos dada la importancia que le otorga a eso Adamsberg) que ha visto a los fantasmas llevándose a cuatro vecinos de los cuales sólo puede identificar a tres. Seres ruines repudiados por la población a los que todos prefieren ver muertos. Cuando el primero de ellos desaparece su madre viajará a París para pedir ayuda al poco ortodoxo comisario.

La subtrama presenta a un magnate de la economía francesa, un abuelete ya, quemado dentro de su Mercedes con el método y las artes de un conocido pirómano parisino. A Adamsberg su nariz le dice que el chico de la gasolina es inocente y se enfrentará hasta al ministro del interior para defenderlo.

La primera trama derivará en el viaje a la comarca de Ordebec de la mayoría del equipo cuyos integrantes sufrirán diversos percances mientras el ejército furioso cumple con sus promesas poco a poco sin que los policías puedan hacer nada. La trama parisina enredará el cuello del comisario cuyo puesto está en peligro más que nunca.

Vargas ha escrito una de sus mejores obras. El equilibrio entre tramas es muy del gusto de lector, pues aunque la parisina es más importante, la comarcal es más atractiva, siendo la primera refresco de la mente de la segunda a la par que complemento. El grupo de secundarios de sus obras Danglard, Veyrenc, Retancourt forman un equipo heterógeneo que aporta contenidos individualizados a cada escena. Mientras Adamsberg (perdonen la intrusión pero para mí es Alfredo Landa en El crack) acumula en su mente detalles para tirar del anzuelo y sacar a flote conclusiones, Danglard se basa en la historia y el conocimiento para alcanzarlas. Veyrenc pulsará la tecla del código y la norma policíaca y Retancourt, la chica grande, sirve para todo. Imaginación, investigación y un gran conocimiento de las relaciones humanas son las claves de sus obras.

Trama, equipo, anécdotas, escenas trágicas, cómicas suponen tal acumulación de alegrías que el lector inmerso en la obra es incapaz de soltarla, quien no desea que termine nunca


La obra más madura, entretenida e interesante de Fred Vargas en la que se percibe que disfruta tanto o más escribiendo que nosotros leyéndola.

Pepe Rodríguez

FICHA DEL LIBRO

Título: El Ejército Furioso | Autor: Fred Vargas | Traducción: Anne-Hélène Suárez Girard | Editorial: Siruela | Páginas: 368 | Precio : 21,95€
Share on Google Plus

About Pepe Rodríguez

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios :

Lola dijo...

Muchas gracias por este espacio. Me va a tener que tocar la lotería para tanto libro como quiero.

Te sigo por correo electrónico, y espero encontrarme siempre tus post y reseñas según abro el messenger; me gustan mucho.

De nuevo, gracias. Un saludo.

Anónimo dijo...

Buena reseña para una buena novela, pero se agradecería un comentario sobre la traducción... Fred Vargas no tiene un lenguaje fácil.