News
Loading...

Benjamin - Federico Axat

Hoy se pone a la venta Benjamin, la tercera novela del bonaerense Federico Axat, publicada por la editorial Suma de Letras. ¿Qué hacen tus seres queridos cuando están solos? Esa es la pregunta de portada que introduce un relato con una intensidad creciente que nos absorbe por completo y acaba por replantearnos todo lo que ya hemos leído. (leer más)

El enfado de Ben con su egoísta madre y su ocupado padre toma forma y espacio en el poco accesible desván de madera de la casa, donde al principio por unas horas y después bastantes días se dedica a espiar las actividades de su hermana, la criada y sus padres. La sed, el hambre y las necesidades fisiológicas le obligan a cruzarse en sus caminos sin que le vean, pero poco a poco su actitud cambia al descubrir ciertos secretos tanto abajo en la vivienda como en el desván, donde haya una misteriosa caja.

Mientras tanto la infructuosa búsqueda de sus padres y del resto de la ciudad parece indicar que Ben ha muerto en un lugar cercano. Finalmente esto es un hecho que todos aceptan, menos Mike, el mejor amigo de su padre, quien en su relación con Allison la ayudante del sheriff se dedican por libre a investigar los hechos, los cuales apuntan en otras sospechosas direcciones.

Las extrañas voces en off que se escuchan (se leen en cursiva), los mensajes que Ben deja a sus familiares acerca de hechos desconocidos y las aparentes coincidencias conseguirán atraparnos y mantenernos en estado de shock sin saber a qué atenernos.

Axat hace un trabajo muy especial ya que el pánico que sentimos no se basa en el efectismo sino en la acumulación de nuestros miedos, tanto los de la edad infantil como los adultos. Los desvanes, lo oscuro, el frío, los secretos, las personalidades complejas, el abandono de la madre, el ser espiados, la paranoia de ser perseguidos, los castigos, la sangre, los cuchillos, todos confluyen en un miedo psicológico y profundo que se instala en nuestro interior.

El argentino ubica en Estados Unidos la narración, lo cual hace ganar sencillez al marco de circunstancias ya que estamos habituados a conocer esos lares. No obstante, cierra paulatinamente el espacio vital abierto de la geografía americana hasta agobiarnos con un grupo de personajes que se va reduciendo a la vez que se multiplica el juego de espejos en el que se reflejan recuerdos y personalidades de cada uno dando lugar a que hasta el final el lector no sepa el grado de realidad que tienen.

Un final redondo culmina este libro fluido, bien contado, con los tiempos medidos, mucho ritmo y que es capaz de hacernos temblequear bastante, sobre todo si lo leemos de madrugada y a solas. En cualquier caso intriga y thriller del bueno para superar la cuesta de Enero.

Por último, os dejamos el link al book-trailer del libro para que le echéis un ojo.



RESEÑA DE LA EDITORIAL

El miedo se transforma en terror cuando se esconde en las entrañas de tu casa…

Ben tiene nueve años, está furioso con su madre y fantasea con la idea de marcharse de casa. Agobiado, se escabulle en la oscuridad del desván: un sitio prohibido e inexplorado que ha caído en desuso hace años.

Tras una búsqueda exhaustiva en los inmensos bosques de Carnival Falls, es considerado oficialmente un niño perdido, y a medida que los días pasan, su familia empieza a aceptar lo inevitable. Ben ha muerto.

Sin embargo, él está allí, sobre sus cabezas. A través de diminutos orificios es capaz de espiarlos, escuchar sus conversaciones íntimas, descubrir sus secretos más terribles y presenciar cómo, lenta pero decididamente, sus vidas se reanudan… sin él.


Ficha del Libro


Título: Benjamin | Autor: Federico Axat | Editorial: Suma de Letras | Páginas: 60o | Precio: 20 €
Share on Google Plus

About Pepe Rodríguez

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios :

Víctor Morata Cortado dijo...

Muy buena reseña. Ya tenía en mente comprarlo, entre otras cosas porque este autor bebe de una fuente que admiro bastante (S.King), pero ahora me reafirmo. Gracias. Un abrazo.