News
Loading...

El Rojo - Bernhard Kegel


Una excelente recomendación es la que hemos seleccionado hoy para todos ustedes. De hecho hace unos días una de nuestras colaboradoras tras darle fin a esta trepidante novela comentó sorprendida que “para tratar de calamares es una excelente obra” (desde luego que aquel fue un comentario en tono absolutamente positivo). En esta ocasión, y no es casualidad, encontramos que el autor además de ser capaz construir un buen relato, sabe de qué habla, ya que el berlinés Bernhard Kegel más que escritor o más aún antes que eso, es biólogo. (más)

La sinopsis de la novela es aparentemente sencilla. El protagonista, como el autor, es un biólogo marino alemán que pasa unas vacaciones en la pequeña localidad de Kaikura, Nueva Zelanda (un cáncer se acaba de llevar a su esposa). Lo que nunca habría imaginado Herman Pauli es el destructivo maremoto que se produce durante su estancia en el idílico lugar de vacaciones. Mientras los habitantes de Kaikoura ponen pies en polvorosa y se trasladan a un lugar más seguro en el interior, Herman permanece en la costa; sabe que el maremoto ha cambiado algo ahí abajo... el cataclismo ha traído a el Rojo.

Pues bien, dentro de esta aparente simplicidad argumental se encuentra un relato dinámico, intrigante y... ¡claro que sí! muy bien escrito y construido. El rojo no es un brindis al sol, no, más bien contiene una bien fundada base científica e histórica. Por ejemplo en 1930 tuvo lugar un acontecimiento con algunas similitudes a ‘El Rojo’. En aquella ocasión el las costas de Nueva Zelanda (y sería mucha casualidad) apareció muerto un architeuthis de 21 metros de largo y ¡275 Kg. De peso! Y si aún a alguien le parece esto de los ‘calamares gigantes’ algo mítico o no se hace la idea de cómo puede ser uno de estos bichos, que se acerque al aula del mar en Luarca (Asturias) o que investigue los pormenores del proyecto Kraken para que el gobierno español ha dedicado según algunas fuentes unos doscientos millones de euros. ¿Cómo hemos obtenido esta información? Ya verán que cuando acaben de leer esta novela se les abrirá el apetito por esto de los calamares... los gigantes.

Visto lo visto, podemos decir sin ningún rubor que esta novela cumple como pocas con el significado etimológico de aquellas revistas que en 1926 Hugo Gernsback bautizó de ciencia-ficción, vamos: un relato inventado sobre ciencia real y contrastable no sobre teoría ni suposiciones, ahí nuestro amigo Bernhard Kegel le gana la partida al mismísimo Julio Verne de quien sería más acertado decir que escribía suposición ficción. Debates aparte nos despedimos de ustedes esperando encontrarles pronto con ‘El Rojo’ en sus manos (con el libro), entonces que ustedes lo disfruten.

Francisco Galán

RESEÑA OFICIAL DE LA EDITORIAL

Kaikoura, Nueva Zelanda, hoy. El mar empieza a hervir. Un terrible y violento maremoto destruye todo lo que encuentra en la playa. Las ballenas desaparecen y con ellas, los turistas. El maremoto parece haber ahuyentado todo rastro de vida en Kaikoura. Uno de los pocos que se ha quedado es el biólogo alemán Hermann Pauli, experto en criptozoología, que ha viajado hasta el lugar para intentar superar la reciente muerte de su mujer. Pronto se da cuenta de que el maremoto ha provocado, además, la aparición de algo extraño y nunca visto hasta ahora, algo que desencadena un estado de alarma en todo el territorio... Entre las aguas del océano aparece El Rojo, un depredador de dimensiones colosales cuya existencia parece posible sólo en los libros, el sueño de cualquier zoólogo...


Ficha del Libro


Título: El Rojo | Autor: Bernhard Kegel | Editorial: Planeta | Páginas 424 | Precio 21,50€ |
Share on Google Plus

About Pepe Rodríguez

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

3 comentarios :

Anonymous dijo...

"tras darle fin ha esta trepidante ...." igual mejor sin hache.
Por otro lado, me encantan vuestras reseñas (no todo van a ser palos).

Pepe Rodríguez dijo...

Gracias Anónimo, corregido queda.

Anigami dijo...

Creo que entre mas sé, menos sé........en un universo como este....todo existe...


Gracias...saludos....un beso