News
Loading...

El equilibrio de los tiburones - Caterina Bonvicini


Excelente metáfora vital la que nos propone Caterina Bonvicini quien nos sumerge en las certidumbres e incertidumbres de su protagonista Sofía. Ella enfrenta su vida como si le hubieran tirado en alta mar.... un mar en el que está rodeada de tiburones que unas veces se le antojan amenazadores y peligrosos mientras en otras le resultan fascinantes y afines pero en cualquier caso siempre son impredecibles.

(más)

Con una psicología aguda e incisiva disecciona las relaciones sentimentales en todos sus niveles tanto las puramente amorosas como las filiales. Para ello enmarca en una sola vida muchas posibilidades en las que ustedes se sentirán reflejados. Sin ir más lejos Sofía, la protagonista, ha de afrontar la pérdida materna desde niña. Esta pérdida la marcará a lo largo de toda su vida y la novela. Tampoco hemos de pasar por alto la excepcional relación con su padre quien trabaja en Sudáfrica para National Geografic investigando la vida de los tiburones. Son precisamente los documentales, los correos y las fotografías de Nando, su padre, los que guían al lector en la línea comparativa de los escualos. Las relaciones amorosas de Sofía también están llenas de ejemplos de ‘tiburones’. Lo vemos tanto en su frustrado matrimonio como en la imposible búsqueda de calor en amantes fríos en los que parece que jamás encontrará el codiciado equilibrio sentimental que anhelamos tanto Sofía como aquellos que no somos personajes; vamos, los de la vida real.

Sin ninguna duda un libro que propone un ejercicio psicoanalítico del que disfrutarán porque si ‘El equilibrio de los tiburones’ tiene algo es eso: equilibrio pero literario. A medida que avancen en su lectura descubrirán que no están leyendo, sino que se les está susurrando al oído, tan profundo y poderoso como la voz en off de Meryl Streep en ‘Memorias de África’. Con esa misma fuerza comienza ella el relato (es fácil escuchar ahora la banda sonora): “Son las dos y media, una luz fría y preciosa recorta las montañas. Vienen todas a mi encuentro cuando voy a la ciudad. Me dejo llevar por la autovía y pienso: Entonces Turín sí me quiere, mira cómo me saluda”.

Una novela hecha para personas con entrañas, con vísceras que no se tengan miedo a sí mismos ni a los desequilibrios propios... en el fondo una victoria de la razón sobre el sobrevalorado corazón (como símil del sentimentalismo) y aún así no dando de lado el hecho innegable de que tenemos eso, sentimientos.
Una vez más es un placer recomendarles libros de calidad... que ustedes lo disfruten.

Francisco Galán

RESEÑA OFICIAL DE LA EDITORIAL

Cuando me siento feliz tengo miedo. Cuando sufro tengo miedo. Cuando no siento nada y no tengo miedo de nada, sé con certeza que he perdido el equilibrio.

El universo de Sofia tiene asombrosas semejanzas con el mundo submarino que su padre estudia y filma con temeridad. Las personas que se cruzan en su vida son tan fascinantes e impredecibles como los tiburones: pueden atacar y herir inesperadamente, sobre todo si perciben el miedo.

Caterina Bonvicini ha deslumbrado al público y a la crítica con el retrato de una mujer que lucha por sobrevivir dentro del complejo ecosistema amoroso. Guiados por su luminosa voz nos sumergimos en los abismos interiores de Sofía, que se parecen inquietantemente a los de todos nosotros.

El equilibrio de los tiburones explora con increíble agudeza psicológica la fragilidad de las relaciones y el difícil arte del equilibrio.


Ficha del Libro


Título: El equilibrio de los tiburones |Autor: Caterina Bonvicini | Editorial: Alfaguara | Traducción de: Juan Tafur | Páginas: 264 | Precio : 19,50€
Share on Google Plus

About Pepe Rodríguez

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios :

AngieNiceday dijo...

Este hay q leerlo si o si!!!!Tiene una pinta...MARAVILLOSA
Solo viendo el Titulo,la Autora,la Reseña y la OPINION es suficiente....GRACIAS de nuevo al "Editor"....