News
Loading...

El mes más cruel - Pilar Adón

Pilar Adón es mala, malísima y ejerce de madrastra resentida con sus lectores. A veces me siento como un niño al que la bruja, la institutriz u otra niña perversa del mundo de los cuentos le invita a pasar a una casa (En materia de jardines), a una ciudad (El viento del Sol), a un lugar perdido en el bosque (El infinito verde), mostrándole todo lo interesante e inquietante o fascinante y poco usual del sitio, únicamente para que cuando se dé la vuelta, el niño se halle solo solito sin más ayuda que otras páginas y su propia imaginación para salir de allí. (leer más)

Incluso a veces ni siquiera nos engaña. Pilar es la nodriza de El fumigador que con su voz envuelve nuestros actos, nuestros pensamientos, nuestras intenciones. Pilar también es Clara quien “a veces, sin decir ninguna palabra , me abre la puerta de su habitación. [...] Entonces, me levanto y voy tanteando la penumbra hacia el hueco que ha quedado abierto entre madera y pared”. Seguro que ya han adivinado quien es Virginia en “La huida de Virginia” dejando a Héctor sin su esplendida fiesta de bienvenida.

No contenta con hacernos pasar por todos esos penosos lugares, cuando al final salimos por nuestros medios de allí, la encontramos sentada en su sillón, con un libro de poesía entre las manos y aspecto de decir “¿dónde estabas? siéntante” Ahora nos declama un poema que guarda relación cuasi directa con el relato, ampliando nuestra percepción del mismo y prolongando la experiencia (el trago) por el que hemos pasado. Pero cuando hemos cogido aire y respirado, salimos de la tenebrosa, casa, ciudad, bosque, pasillo, puerta.... vuelve a aparecer -¡oh cielos!- y vuelta a empezar. Ahora nos lleva a Roma en Marcel Berkowitz, nos introduce en un cuento de Dickens en El mes más cruel; resucita a Tolstoi y nos sienta a su lado mientras escribe en Culto doméstico; nos lleva a la Antártida con el fantasma de Scott o nos vuelve a dejar solitas en un puerto con un pervertido en Noli me tangere. ¡Habrase visto cuanta felonía en una escritora! Y eso que me falta reseña para comentar los demás relatos cuyas maldades prefiero olvidar.

No, no lean a la malísima Pilar Adón que con su carita de ángel nos entrampa entre sus cuentos. Pudiendo ver la tele, hojear revistas del corazón o leer a Nora Roberts ¿para qué van a arriesgarse con giros inesperados o complicadas situaciones cambiadas de casilla? Yo todavía tengo miedo de no salir de algunos de sus cuentos. ¿Todavía están leyéndome ó me han dejado solo también? ¿Hay alguien ahí? ¡¡¡ Pilaaaaar, otra vez nooo!!!!

Pepe Rodríguez

SINOPSIS

Dos desconocidas han de compartir una casa de tres pisos durante unos días, y ambas se empeñan en mantener el orden y en resultar imprescindibles; una mujer espera, ansiosa, la llegada de un chico más joven que ha de librarla de su aburrimiento y de su frustración; Scott regresa a Inglaterra después de su expedición polar pero nadie va a recibirle; una muchacha llamada Clara se dedica a seguir los pasos de un esquivo gato; una madre se encarga de aterrorizar a su hijo para que nunca se vaya de su lado. Los catorce relatos que integran El mes más cruel componen una esmerada colección de recetas para sobrevivir a la pérdida, a la separación, la locura y el miedo.


Ficha del Libro

Título: El mes más cruel | Autor:Pilar Adón | Editorial: Impedimenta | Páginas 208 | Precio 17,90€ |
Share on Google Plus

About Pepe Rodríguez

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 comentarios :

Nikaperucita dijo...

Espero no tardar en tenerlo :)

Sandra Valentín dijo...

Este es el último libro de cuentos de Pilar Adón. Marta Sanz, en la introducción, explica entre otras cosas que estos catorce cuentos son una "metáfora de la lectura: la metáfora de una dependencia similar al amor y los lazos que nos unen con los demás". Ha sido galardonada con el premio finalista del Premio de la Crítica 2010.

Estos catorce cuentos cortos me han parecido muy poéticos y están escritos con una prosa realmente delicada e inteligente. Al final de cada cuento encontramos un pequeño poema a modo de moraleja y en ellos se mezclan muchos tipos de sentimientos: miedo, locura, desesperación, amor, pérdida, inquietud, separación soledad, etc.

Ya sabéis que los cuentos no me gustan especialmente, pero la portada de este libro me gustó e inquietó a partes iguales y por eso me decidí. La verdad es que no me han gustado nada, pero reconozco que la portada refleja perfectamente lo que te encontrarás dentro del libro. Los cuentos son absolutamente inquietantes, con giros inesperados que te descolocan absolutamente. Son crueles y realmente perversos y cuando los acabas de leer te dejan como lector la sensación muy extraña y desagradable de no saber si realmente los has entendido bien.

Decidme simple si queréis, pero a mí me gusta entender el significado de lo que leo. Si os gustan los relatos desconcertantes, este es vuestro libro.