News
Loading...

El cojo y el loco - Jaime Bayly

Debajo de una apariencia de niño bien, de yerno idóneo, de presentador de televisión que enamora a tutiplén, Jorge Bayly empuña la espada de su palabra, de su verbo y descuartiza a la alta sociedad limeña dejando sus vísceras pudrirse al sol con unos arrestos que más de uno se pensaría si darle o no la mano después de leer sus novelas, especialmente esta última: El cojo y el Loco.

(leer más)

Si poner en pie dos personajes creíbles es una de las piedras angulares de una novela bien construida, entonces El cojo y el loco acierta aunque no de pleno. Más que creíbles, tanto uno como otro resultan increíbles. Escuchen sus descripciones: "Su destino era el de ser cojo, cojo desde niño, y que sus padres se avergonzaran de él y lo escondieran de sus amigos y lo trataran como a un apestado.
El destino de Bobby parece estar mal desde que se volvió cojo. Sus padres se avergüenzan de él y lo envían a estudiar fuera. En el barco es abusado por la tripulación. Humillado, se propone nunca más ser la víctima y pasar a ser el victimario. Apasionado de las motos y las armas de fuego, incapaz de ser leal o de amar, vuelve a Lima dispuesto a vengar su suerte contrariada.
El loco Pancho es bruto, feo, sucio y tartamudo. Además, está poseído por una lujuria incontrolable. Cuando en una lejana hacienda parece enderezar su destino, la reforma agraria lo obliga a regresar a Lima. Incapaz de adaptarse a las costumbres burguesas, se aficiona a la marihuana, se vuelve hippie, quemas sus documentos, abandona a su familia y huye a las montañas, buscando una paz que le resulta esquiva."

Levantar y describir a estos dos seres y después despojarles de toda lo humano en el caso del cojo y de todo lo social en el caso del loco es el gran logro de esta novela. No solo consigue Bayly hacer esto sino que utiliza muy poco papel, pocas frases aunque muy largas para darnos norte de su evolución y sus desórdenes. Con menos de ciento cincuenta páginas creemos haber leído un tomo biográfico de sus vidas. El escritor peruano consigue la alta definición literaria llegando hasta grados lacerantemente explícitos con muy pocas palabras y menos vocabulario aún. Sorprende por el odio y la venganza que es capaz de transmitir en cada escena y en cada pensamiento.

Muy curioso resulta el único cruce entre ambos personajes que está a punto de acabar con la vida de alguno de ellos sin que sean conscientes de ello. Algunos comentarios más de la sinopsis les ayudarán a conocer para quien es poco apropiada esta novela y a quien encandilará: "Éste es el relato brutal y vertiginoso de las vidas de dos jóvenes de la clase alta limeña, el cojo y el loco, víctimas de la crueldad y las vejaciones de sus padres, quienes los convierten en dos sujetos sin escrúpulos, dispuestos a dinamitar todo lo que encuentren en su camino. Su marginalidad proviene, en última instancia, del desajuste entre sus rasgos físicos –la cojera, la tartamudez— y los valores típicos de su clase, donde lo distinto es considerado deforme, anormal, y, por tanto, es ocultado como una infamia."

Por eso, si no les gusta sufrir y ver sufrir penosamente a los personajes ni la crueldad gratuita impregnándolo todo, absténganse de leerla, pero si quieren comprobar lo bajo que pueden caer padres e hijos cuando el dinero y las bajas pasiones les corrompen no duden en comprarlo. No se dejen engañar por la fotito de Bayly, es tan terrible, que quizás llegue a ser presidente del Perú.

Ficha del Libro

Título: El cojo y el loco | Autor: Jaime Bayly | Editorial: Alfaguara | Páginas 152 | Precio 17€
Share on Google Plus

About Pepe Rodríguez

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios :

beto buzali dijo...

Número 1, por favor corrijan en la reseña, el autor se llama Jaime Bayly, no Jorge Bayly.
Número 2, aunque el autor, quien merece mis preferencias y mis aplausos, cuente bien o cuente mal sus historias, en este caso la de dos seres monstruosos, jodidísimos; la prosa en muchos fragmentos es fallida, llena de repeticiones innecesarias; las hay de estilo, comprendo, pero también las de tedio.
Número 3, considero que hay que decir lo bueno y lo malo. No deben dar motivo para desconfiar de las reseñas. La página de ustedes la reviso continuamente.
Número 4, de igual manera he leído y disfrutado a Jaime y lo seguiré haciendo, creo en él como un escritor de estilo controvertido.

Beto Buzali