News
Loading...

Siete poetas vascos - VVAA

“Es algo difícil de explicar”. El pasado domingo realizaba quien escribe esta afirmación en una red social de Internet mientras seguía la final de ‘bertsolaris’ que tuvo lugar en el Bilbao Exhibition Center de Barakaldo ante 14.500 espectadores; una cifra difícilmente digerible para los que están acostumbrados a que un recital de poesía sea un encuentro endogámico de veinte personas en el que se sirve la merienda y se recuerdan tiempos mejores. (leer más)

Y eso que para los que desconocen la lengua vasca (es el caso), un concurso de ‘bertso’ podría pasar por una declamación monótona, y levemente musicada, de frases que el público parece seguir con expectación, y media sonrisa, y aplaudir estruendosamente de vez en cuando, se entiende que cuando el recitador ha conseguido una rima especialmente afortunada. Pero por supuesto el ‘bertsolarismo’ es mucho más. En primer lugar, la expectación que despierta entre las personas de clase popular da la medida de algo que acertadamente se recuerda en la introducción de esta antología, la afición de los vascos por la poesía, particularmente oral, y la consideración que el bardo tiene en Euskadi frente a otras partes de la península donde siempre fue un proscrito.
‘Siete poetas vascos’, sin embargo, trata de poner luz en el páramo de la poesía escrita vasca. Páramo, por lo menos, hasta el siglo XX, precedido por algunos ilustres antecesores que tratan de seguir las corrientes literarias que conforman las poéticas nacionales más potentes del continente: la francesa, la alemana, la inglesa y la española. Pero frente a la vitalidad de la poesía popular, oral, que se crea y alimenta de pueblo en pueblo, la poesía escrita en euskera deberá esperar al siglo XX, y particularmente a su segunda mitad, para florecer y poder competir en calidad y variedad con la de cualquier otra literatura. De ello habla bien este florilegio, de poetas que sin perder de vista el sustrato local del que se alimentan (poemas de la tierra, profundamente intensos y personales) a la vez dialogan con los movimientos líricos de la modernidad. Parten en muchos casos de sus inicios musicales (es el caso de Xabier Lete) y se alimentan de nombres como T.S. Eliot, Dylan Thomas, Kavafis, Pessoa, Rilke, pero también de las letras y ritmos del rock and roll, por ejemplo, aunando el pasado rural con el presente urbano y amalgamando las letras de los cantautores con los poemas.
La plantilla de esta escueta antología (apenas medio centenar de poemas) es, a primera vista, impresionante: Luigi Anselmi, Bernardo Atxaga, Jon Gerediaga, Tere Irastortza, Xabier Lete, Xabier Montoia y Joseba Sarrionandia componen un plantel lírico “destacado y significativos en el campo de la lírica vasca actual”, como recuerda el compilador José Ángel Irigaray. Sin embargo su presencia sorprendente, y algo trashumante, desvela también la principal debilidad de la selección. La propia editorial reconoce, en un arrebato de sinceridad que le honra, que el único criterio seguido en la compilación ha sido que los autores hubieran “publicado parte de la obra en Pamiela”, lo cual supone a la postre unir a escritores de estilos, trayectorias, edades e incluso ideologías diferentes en un solo volumen que acaba provocando cierta dispersión y confusión.
Por otra parte, frente a la acusación que una escritora vasca lanzaba hace poco desde un periódico de que en Euskadi los ‘intelectuales’ habían decidido darle la espalda al llamado ‘conflicto vasco’, el lector de estas páginas encontrará en ella poemas políticos, vivamente políticos, incluso irreverentemente políticos, como es ese poema de Sarrionandia titulado ‘Literatura y revolución’ en el que se pregunta retóricamente de qué sirve la cultura en las cárceles donde se practica la tortura, o ‘Zeitung’ en el que Xabier Montoia lee en un periódico alemán la frase “Baskenland; zwölf morde” y afirma que, aunque se desconozca una lengua, ese par de palabras “es suficiente” para transmitir el horror de los muertos en la inacabable espiral vasca de dolor y violencia.
Pero junto a ello, la mayor parte de la lírica de estos poetas (narrativa, muy contemplativa, agriamente sincera y directa en sus motivos y estructuras) contiene una visión disociada de la vida, de un mundo tradicional (rural y eterno) que se va irremediablemente y es sustituido por otro impersonal (urbano y fugaz) en el que el hombre no encuentra su ser. Jon Gerediaga habla en ‘La estirpe de Tántalo’ de “tímidos saludos entre dos desconocidos”, de la aparente necesidad de que el mundo “estuviera más cerca” y Atxaga, en un emotivo poema, cuenta la aventura de un erizo que conoce todas las palabras necesarias para su superviviencia (águila, caracol, lombriz, insecto, araña), pero que desconoce el peligro que supone la nueva carretera que han trazado frente a su morada y muere atropellado. Por si eso fuera poco, Luigi Anselmi viene a reclamar en ‘Anarquía’ que el mar y la tierra se levanten contra su creación y ahogen “de una vez por todas la tierra y su semilla pestilente”.
Leía esta antología con el fondo del concurso de ‘bertsolaris’ y pensé también cuánto había en ellos de afinidad y cercanía a la poética tradicional vasca, a esa fugacidad del verso que nace dispuesto para vivir y morir en el aire. En muchos poemas se nos recuerda que lo que no existe “es lo fundamental”, se nos avisa de lo efímero de la belleza. ‘Siete poetas vascos’ puede ayudar a los que han crecido traumatizados por la servidumbre que la poesía escrita impone por dejar la impronta de versos destinados a trascender a dejar de preocuparse y disfrutar del hecho creativo libre, de la alegre belleza natural que surge, simplemente, al detenerse y contemplar “aquellos grandes soles de poniente/al final de dorados veranos/ahora perdidos para siempre”. La poesía vasca ofrece siempre al lector que se acerca a ella una lección de sencillez.

Iván Alonso

RESEÑA DE LA EDITORIAL

Autores: Luigi Anselmi, Bernardo Atxaga, Jon Gerediaga, Tere Irastortza, Xabier Lete, Xabier Montoia y Joseba Sarrionandia

La presente antología incluye una selección de poemas de Luigi Anselmi, Bernardo Atxaga, Jon Gerediaga, Tere Irastortza, Xabier Lete, Xabier Montoia y Joseba Sarrionandia, destacados y significativos poetas en el campo de la lírica vasca actual. El nexo que les une para aparecer conjuntamente en esta antología es el haber publicado parte importante de su obra en Pamiela, ya que, por lo demás, son de estilos, trayectorias y edades diferentes.
Se incluyen seis poemas por autor (original y traducción), escogidos por ellos mismos, con el objetivo de dar noticia cualificada de sus poéticas y despertar el interés por conocerlas mejor –por extensión, la poesía vasca en general– a gentes que la desconocen y quisieran acercarse a ella, tanto dentro del País como en otras latitudes; paso importante y necesario, más en situaciones diglósicas y en el contexto de globalización actual, cara a la preservación y enriquecimiento de la biodiversidad cultural. Otro objetivo, por fin, es el de ofrecer nuevos horizontes y públicos a los poetas y sus creaciones.


Ficha del Libro

Título: Siete poetas vascos (Edición bilingüe) |Autor: VVAA | Editorial: Pamiela| Páginas: 162 | Precio : 18€
Share on Google Plus

About Pepe Rodríguez

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :