News
Loading...

Esperando a Robert Capa - Susana Fortes

Premio Fernando Lara 2009

Prepárense
, hagan hueco en sus corazones y en sus sentimientos para recibir la onda expansiva de un relato cómplice como un roce, tierno como una caricia, peligroso como un acantilado, pero que como la vida misma acaba triturando nuestra sensibilidad y dejándonos hundidos emocionalmente.

(más)

Susana Fortes (Pontevedra, 1959) ha rellenado el vacío indocumentado de la relación entre Robert Capa y Gerda Taro de sublimes gestos, situaciones, conversaciones y recuerdos, tan sencillos y tan humanos, que después de leerlos, los interiorizamos a tal grado que nos cuesta distinguirlos de nuestro propio pasado. Son –de hecho pretenden serlo intencionadamente- fotografías que reflejan la vida de Gerda mediante vistas de su pasado judío donde su niñez, sus padres y las tardes de sabbath, a la vez que el Dios de sus antepasados han moldeado una vida en la que como ella dice “no ha elegido nada, todo le ha ido pasando”. Entre esas instantáneas de su vida esta París, el contacto con Andre (Cappa), sus devaneos, los círculos intelectuales de la Rive Gauche, el viaje a la Costa Azul; recuerdos con la luz dorada del atardecer, momentos de felicidad que son como ahorros para tiempos de angustia.

Después comienza la guerra en España y ambos viajan al frente y todo se confunde, disgregándose en personalidades propias, tomando caminos separados que tarde o temprano vuelven a unirse. Una relación intensa, más allá del amor que se truncará en Brunete.

La escritora gallega fiel a su estilo basa su relato en las sensaciones recibidas y en los pequeños detalles que se graban profundamente en nuestra memoria, que añaden sal a la vida cuando todo va bien, pero que nos arrancan la piel a tiras cuando las cosas van mal. Un ejercicio pleno de sensibilidad femenina con la Taro de primera figura, que todas las mujeres comprenderán y hallarán muchos puntos en común y que servirá para que los lectores masculinos conozcan mucho mejor el eterno femenino.

Como telón de fondo unos sucesos históricos y una profesión al filo de lo imposible, completan un volumén maravilloso que penetra en nuestros huesos y nuestro tuétano revelando la verdadera condición de la raza humana, del amor y de la guerra.

Merecidísimo Premio Fernando Lara 2009 que aconsejamos –de forma independiente, como siempre- a todos nuestros seguidores.

Nos ha gustado mucho: La explosión de sensaciones que nos ha producido.
Nos ha gustado menos: Creemos que los saltos temporales al futuro vaticinan demasiado.

RESEÑA OFICIAL DE LA EDITORIAL

París, 1935. Escritores, pintores, poetas, fotógrafos… se mezclan en las calles y en los cafés de la Rive Gauche con miles de refugiados que llegan huyendo del nazismo. Entre ellos, dos jóvenes judíos. Ella, alemana de origen polaco, orgullosa, disciplinada y audaz. Él, húngaro, un superviviente nato que intenta como puede hacerse un hueco en el mundo de la fotografía. En apenas un año, el estallido de la guerra civil española los convertirá en dos de los mejores reporteros de guerra de todos los tiempos: Robert Capa y Gerda Taro. El amor, la guerra y la fotografía marcaron sus vidas. Eran jóvenes, antifascistas, guapos y asilvestrados. Lo tenían todo. Y lo arriesgaron todo. Crearon su propia leyenda y fueron fieles a ella hasta sus últimas consecuencias. Una novela emocionante que rinde homenaje a todos los periodistas y fotógrafos que se dejan la vida en el ejercicio de su profesión para mostrarnos cómo amanece el mundo cada día.


Ficha del Libro


Título: Esperando a Robert Capa | Autor: Susana Fortes | Editorial: Planeta | Páginas 240 | Precio 19,50€ |
Share on Google Plus

About Pepe Rodríguez

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios :

Anonymous dijo...

la biografia de estos dos fotografos enamorados es de lo mejor que he leido en mucho tiempo. Pura historia del siglo XX a traves de dos testigos de primera magnitud. Chapeau!!!